Tengo 74 años y estoy harto

“Tengo 74 años  y estoy harto”

Debería de ser lectura obligada para todo hombre, mujer y niño en Jamaica, en el Reino Unido, Estados Unidos, Canadá, Australia y Nueva Zelanda y en todo el mundo…
“Tengo 74 y ya estoy cansado”

Tengo 74  Excepto por un breve período en los años 50 cuando estaba haciendo mi Servicio Nacional. He trabajado duro desde que tenía 17 años.

Salvo por algunos graves problemas de salud, he trabajado 50 horas a la semana y no he caído enfermo en casi  40 años.

Tuve un salario razonable, pero yo no heredé mi trabajo ni mis ingresos y trabajé duro para llegar donde estoy. Dada la economía actual deduzco que mi retiro fue una mala idea.

Pero estoy cansado, muy cansado.

Estoy cansado de que me digan que tengo que “distribuir la riqueza” entre la gente que no tiene mi ética de trabajo.

Estoy cansado de que me digan que el Gobierno tomará el dinero que gané, por la fuerza si es necesario, para darlo a gente demasiado perezosa para ganársela.

Estoy cansado de que me digan que el Islam es una “Religión de Paz”, cuando todos los días leo decenas de historias de hombres musulmanes, matando a sus hermanas, esposas e hijas de su familia para defender su “honor”.

De musulmanes que se sienten ofendidos y por eso asesinan a musulmanes, a cristianos y a judíos porque ellos no son “creyentes”.

Veo a musulmanes quemando escuelas para niñas; musulmanes lapidando a víctimas de violaciones, a adolescentes condenados a muerte por “adulterio”.

Musulmanes mutilando los genitales de las niñas pequeñas.

Todo en nombre de Ala, porque el Corán y   la ley Sharia lo dicen.

Estoy cansado de que debemos tener “tolerancia por otras culturas” mientras que Arabia Saudita y otros países árabes utilizan nuestro dinero del petróleo para financiar mezquitas y escuelas islámicas (madrassas) y  predicar su odio en Australia, Nueva Zelanda, Reino Unido, América y Canadá, mientras que ninguno de sus países permiten financiar una iglesia, sinagoga o escuela religiosa en Arabia Saudita o cualquier otro país árabe para enseñar el amor y la tolerancia…

Estoy cansado de que me digan que debo bajar mi nivel de vida debido a la lucha por  el calentamiento global, que nadie puede discutir.

Estoy cansado de que me digan que los adictos a las drogas tienen una enfermedad, y yo debo ayudarlos, darles apoyo y pagar por el daño que ellos hacen. O, es que se les apareció un virus gigante, que se precipitó sobre ellos en un callejón oscuro, les agarró y les forzó a meterse cosas, polvo blanco, por las narices o a  clavarse una aguja en el brazo mientras trataban de defenderse?

Estoy cansado de escuchar a ricos atletas, artistas y políticos de todas partes hablando de errores inocentes, errores estúpidos o juveniles, cuando todos sabemos que ellos piensan que su único error fue dejarse capturar. Estoy cansado de la gente con sentido del derecho, rico o pobre.

Estoy realmente cansado de personas que no tienen responsabilidad por sus vidas y acciones. Estoy cansado de escuchar que culpen al Gobierno, o a la discriminación, etc. por todos sus problemas.

También estoy cansado y harto de ver a hombres y mujeres jóvenes, en sus años de adolescencia y veinteañeras estar cubiertas de  tatuajes y piercings en sus rostros, que los hace  no aptos para un empleo y pidiendo dinero al Gobierno.

Sí, estoy cansado, joder…  pero también me alegra que tener 74… porque, principalmente, no tendré que ver en el mundo, a estas personas.

Sólo lo siento por mi nieta y por sus hijos. 

Gracias a Dios estoy en el camino de salida y no en el camino opuesto.

“Tengo 74 años y estoy cansado”.

Deja un comentario