Un paseo y algo más por las calles de Londres. VIII

Y llegó el día. Todo tiene su fin y esta pequeña saga de artículos en los que juntos hemos recorrido a través del pasado y el presente lugares y rincones destacados de Londres no podía escapar de esa norma. Sin embargo, a veces, sólo a veces, somos libres de elegir el tipo de final para una determinada situación y esta es una de esas ocasiones.

Nada más comenzar esta serie de artículos tenía claro que el honor de cerrar una lista respetable pero incompleta como es la de los barrios de Londres sólo podía corresponderle a “The City”. ¿Cabía alguna duda? Bueno, preguntas retóricas aparte, también, aunque de pasada, visitaremos en esta última visita dos barrios que me parecen realmente interesantes y que merecen ser al menos mencionados. Me estoy refiriendo a Smithfield y de Spitalfields. Comencemos pues no sin antes abrir bien los ojos y activar completamente los cinco sentidos.

La “City” de Londres es realmente una ciudad dentro de Londres. Constituyó la mayor parte de Londres desde su fundación por los romanos en el siglo primero a.C. hasta la Edad Media, pero la conjunción del crecimiento de la población a lo largo de la historia con la expansión física natural de la misma y de territorios adyacentes provocó una conurbación (ensanche) que ha ido mucho más allá de las fronteras de la ciudad. La ciudad es ahora sólo una pequeña parte de la metrópolis de Londres, aunque sigue siendo una parte importante del centro. Es uno de los dos distritos de Londres que posee el estatus de ciudad; el otro es la ciudad adyacente de Westminster.

La “City” es coloquialmente conocida como la Milla Cuadrada, ya que posee 1.12 millas cuadradas (2,90 km2) de extensión. Ambos términos también se utilizan a menudo como metonimias para el comercio y las industrias de servicios financieros del Reino Unido.

Smithfield es una localidad área de Farringdon. La calle principal de la zona es West Smithfield.

En la zona hay varias instituciones valiosas, como el Hospital de San Bartolomé, la Cartuja y Livery Halls y en particular empresas de carnicería y mercería, pero Smithfield es más conocida por su antiguo mercado de la carne, siendo desde la época medieval el único mercado de Londres de operación continua al por mayor.

Smithfield ha sido testigo de muchas ejecuciones sangrientas de herejes y rebeldes políticos durante siglos, incluyendo las principales figuras históricas como el patriota escocés Sir William Wallace y Wat Tyler, líder de la rebelión de los campesinos, entre muchos otros reformadores religiosos y disidentes.

Spitalfields es una antigua parroquia en el barrio de Tower Hamlets, en parte, en el centro de Londres y en parte en el extremo este de Londres, cerca de la estación de Liverpool Street y Brick Lane. Liberty of Norton Folgate y la vecina Liberty of the Old Artillery Ground se fusionaron en 1921 dando lugar al nacimiento de Spitalfields.

El área abarca a la calle comercial y es sede de varios mercados, incluyendo el histórico Old Spitalfields Market, Brick Lane Market, Cheshire Street y Petticoat Lane.

London’s oldest market, Spitalfields

Antecedentes históricos de la City, Smithfield y Spitalfields.
The City.
No hay ningún lugar absolutamente como la City. No sólo es la parte más antigua, más histórica de Londres, sino que además es el principal centro financiero y de negocios internacional del mundo con una relación de 33 veces más trabajadores que residentes; también tiene su propio sistema único de administración y no se clasifica como un “barrio”, sino como un pequeño distrito en el corazón de la capital.

Establecida en torno a los 50 a.C., siete años después de que los romanos invadieron Gran Bretaña, la City o Square Mile (Milla cuadrada), como también se le conoce, es el lugar desde el que el actual Londres creció.

Los restos de la muralla romana de la ciudad se pueden ver en varios lugares, los cimientos del templo romano de Mitra se han descubierto aquí y también el anfiteatro romano de Londres que fue descubierto en 1988 debajo de la Guildhall Art Gallery.

Londinium (como los romanos llamaban este lugar) estaba muy bien situada para los negocios. En la orilla norte del Támesis, pronto se convirtió en un bullicioso puerto y el comercio prosperó. A medida que aumentaban los negocios, los comerciantes se unieron para formar los “gremios” -organismos que regulaban sus respectivas profesiones para proteger a ambos, clientes y miembros-. Muchos de los nombres de calles de la ciudad, como Milk street, Bread street, Ironmonger Lane, Poultry, Cloth Fair and Mason’s Avenue indican los sitios donde se iniciaron las empresas.

En última instancia, los gremios llegaron a tener un gran poder e influencia y la ciudad desarrolló una importante reputación como centro de comercio. A principios del siglo XVII (cuando la exploración comenzó a abrirse al mundo y nuevos mercados estaban a abrirse) muchos gremios invirtieron dinero en la creación de las Merchant Venturer Companies buscando derechos exclusivos de comercio con diferentes partes del mundo. La más famosa de estas empresas fue la East India Company, cuyo poder se prolongó hasta bien entrado el siglo XIX.

En el siglo XVII, aparecieron las casas de café y pronto se convirtieron en lugares para recoger noticias y chismes. Diferentes casas comenzaron a atraer a diferentes ocupaciones y algunas casas se convirtieron en las oficinas provisionales de los oficios a los que servían, dando a luz a algunas de las mayores instituciones financieras del mundo: la Bolsa de Valores de Londres comenzó en Jonathan Coffee House en cambio Alley y Lloyd de Londres lleva su nombre de Edward Lloyd, un propietario de casa de café en la calle de la torre.

Esto, junto con la fundación de la Royal Charter del Banco de Inglaterra en 1694, fue el catalizador para el desarrollo de la ciudad como centro financiero. En 1631, la población residencial de la ciudad se puso en 130.163; para en 1901, reducirse a 26.923 con la gente saliendo para dar paso a la entrada de los edificios de oficinas que hoy dominan el paisaje urbanístico.

El área se dota de un sistema único de la administración que la proporciona la City of London Corporation. Con su constitución arraigada en los antiguos derechos y privilegios que gozan sus ciudadanos desde antes de la conquista normanda la ciudad desarrolló una forma de gobierno que finalmente emergió como la primera autoridad local independiente en Gran Bretaña.

The city

Smithfield
Como un gran espacio abierto cerca de la ciudad, Smithfield era un lugar popular para las reuniones públicas. En 1374 Eduardo III celebró un torneo de siete días en Smithfield, para la diversión de su amada Alice Perrers. Posiblemente el más famoso torneo medieval en Smithfield fue el que ordenó en 1390 Ricardo II. Jean Froissart, en su cuarto libro de Crónicas, informó que sesenta caballeros llegarían a Londres a batirse por dos días “, acompañados por sesenta nobles damas, ricamente ornamentadas y vestidas”.

El 17 de noviembre de 1558, varios herejes protestantes fueron salvados por el anuncio oportuno de un heraldo real que decía que la Reina María había muerto. Haces de leña de madera debían iluminar en hogueras a Smithfield. Durante el siglo XVI, Smithfield también fue utilizado para ejecutar a los estafadores y falsificadores de monedas que eran hervidos a muerte en aceite. Sin embargo en el siglo XVIII el “Tyburn Tree” (cerca del Marble Arch), se convirtió en el principal lugar para las ejecuciones públicas en Londres.

The city

Spitalfields
Spitalfields toma su nombre del hospital y convento, St. Mary’s Spittel. Fue fundada en 1197. Situada en el corazón del East End, es una zona conocida por su espíritu y fuerte sentido de comunidad. Fue en un campo al lado del convento, donde el ahora famoso mercado de Spitalfields comenzó en el siglo XIII.

Como una ciudad internacional, Londres es famosa por su diversidad de población. El East End siempre ha sido reconocido por la riqueza de las culturas representadas. Spitalfields sirvió como un microcosmos de la sociedad políglota, la fusión de Oriente y Occidente. Históricamente, ha sido sede de una comunidad transitoria -sobre todo para los nuevos inmigrantes-.

Spitalfields había sido relativamente rural hasta el Gran Incendio de Londres. Por 1666, los comerciantes habían comenzado a operar más allá de las puertas de la ciudad -en el lugar donde se encuentra el mercado de hoy-. La histórica cervecería de Truman se inauguró en 1669 y en 1682 el Rey Carlos II concedió John Balch una carta real dándole el derecho a celebrar un mercado los jueves y sábados en o cerca de Spital Square.
The city

Nuestra última visita… por ahora.
Y bien, respiremos hondo, miremos hacia el cielo, giremos lentamente la cabeza a nuestro alrededor y comencemos a andar lenta, lentamente. Abramos bien los ojos y no perdamos detalle. Cualquier pulgada de terreno, estamos en Londres, que pisemos será todo un evento a recordar. Así que no perdamos más tiempo y dispongámonos a visitar por ejemplo… los siguientes sitios.

La Corte Central Criminal
Conocido como el Old Bailey, Tribunal Penal Central de Inglaterra y Gales, es una de una serie de edificios que albergan el Tribunal de la Corona.

Livery companies
Las compañías de librea (gremios) son asociaciones comerciales históricas. Su trabajo es hoy tan relevante para la buena salud de la ciudad, como siempre lo han sido.

Teatros, cine y música
Desde los éxitos de taquilla y películas de arte y ensayo en el Barbican a la Orquesta Sinfónica de Londres y los festivales, puedes ver cualquier cosa con la Square Mile.

Mansion House
La casa del alcalde (ayuntamiento). ¿Te has preguntado alguna vez qué se siente al interior? Reserva una visita y observa las magníficas habitaciones y colecciones de arte presentes.

Barbican Centre
El Barbican Centre es un centro de arte situado en el corazón de Barbican Estate. Inaugurado en 1982, es uno de los más grandes de Europa: alberga conciertos de música clásica y contemporánea, representaciones teatrales, proyecciones cinematográficas y exhibiciones de arte. En la sala de conciertos tienen su sede la Orquesta Sinfónica de Londres y la Orquesta Sinfónica de la BBC. Según una encuesta realizada por la BBC, el edificio ha recibido el dudoso honor de ser el más feo de Londres.

Broadgate Centre
Es uno de los centros comerciales y de oficinas más grandes y mejor valorados del Reino Unido. Está ubicado junto a la estación de Liverpool Street. Posee varias plazas para disfrute de los habitantes y turistas de Londres y en una ellas en invierno podemos encontrar una gran pista de patinaje.

Whitbread’s Brewery
Es un edificio que durante más de 250 años ha sido una factoría de cerveza hasta su cierre en 1976. Fue comprada para uso privado. Es un gran ejemplo de arquitectura del siglo XVIII que ha sido bien mantenido, en su fachada aún se puede encontrar una placa en la que se recoge una visita a la cervecera por parte del Rey Jorge III.

Whitechapel Gallery
La Whitechapel Gallery es una galería de arte público en el lado norte de Whitechapel High Street, en el distrito londinense de Tower Hamlets. Diseñado por Charles Townsend Harrison, fue fundada en 1901 como una de las primeras galerías financiadas públicamente para exposiciones temporales en Londres, y también tiene un sólido historial de educación y proyectos de extensión, ahora centrado en la Whitechapel privados poblaciones de la zona.

Museo de Londres
El museo es una construcción de finales del siglo XX ubicado en la zona del Barbican Centre. En este museo podemos encontrar restos desde la prehistoria que nos hacen viajar a lo largo de la historia de Londres hasta nuestros días.

Christ Church
Es una obra maestra de 1729 de Christopher Wren asociado a Sir Nicholas Hawksmoor. La zona en la que Christ Church fue construida se estaba convirtiendo en un bastión hugonote, como muchos habían huido de la persecución en Francia y llegó a Spitalfields a trabajar en la industria silkweaving. En el cementerio, todavía se pueden ver algunas de sus lápidas, con epitafios en francés. La iglesia fue restaurada en 1987.

St Giles
San Gil fue construido en 1550 en el sitio de una anterior iglesia normanda. Ha sido reformado durante los años 1950 para servir como la iglesia parroquial del desarrollo Barbican y ahora parece estar en medio de la torpeza la modernidad a ultranza de la Barbacana. Sobrevivió a los estragos de la Gran Incendio de 1666, pero durante la segunda guerra mundial resultó tan dañada la iglesia que solo se mantuvo la torre.

St Bartholomew the Great
Una de las cinco iglesias más antiguas de Londres. Construida en el año 1123 se considera el lugar de culto anglicano más antiguo si no fiera por la capilla de la Torre de Londres. Formó parte de un antiguo monasterio y más tarde de un hospital. Sobrevivió al gran incendio de 1666 y a las dos guerras mundiales, aún así tuvo que ser restaura en el siglo XVIII debido a su gran deterioro.

Spitalfields Market Traders
Abierto todos los días, Spitalfields Market Traders tiene hasta 110 puestos en sus días más ocupados. Spitalfields Market Traders en Crispin Place son resistentes a la intemperie y totalmente accesible a minusválidos

Los puestos van desde la moda contemporánea y vintage, música, juguetes de los niños a medida, joyas y accesorios y decoración de interiores. El mercado también está rodeado de una gran cantidad de tiendas independientes, tiendas de alimentación y restaurantes. Además tienes Old Spitalfields Market justo al lado.

Smithfield market
Smithfield market o, para darle su nombre oficial, Mercado Central de Londres, es el mercado de la carne al por mayor más grande en el Reino Unido y uno de los más grandes en su tipo en Europa. Ubicado dentro de la Milla Cuadrada se encuentra en tres edificios catalogados. Es un lugar lleno de historia que ha sido mercado de ganado en el sitio por más de 800 años y sin embargo es tan moderno hoy como mañana y con unas instalaciones de última generación para la recepción, almacenamiento y expedición de carne y aves de corral.

Y aquí se termina la última de las visitas a los barrios de Londres. Siempre con la inevitable brevedad impuesta por el criterio de sintetizar para no renunciar a mencionar al menos todos aquellos sitios dignos de destacarse.

En los artículos futuros volveré a citar y a escribir sobre muchos de los sitios que ahora abandonamos. Lo haré con más libertad y desde otra perspectiva. Sin seguir un esquema predeterminado. Me acercaré más a la actualidad y pondré el foco en lo interesante y concreto. No habrá límites históricos, geográficos o culturales. Cada semana será diferente. Eso sí, lo que no cambiará será mi interés en hacerte pasar un buen rato leyendo y conociendo hechos que quizás desconocías o que te he ayudado a recordar. Y quizás en los próximos artículos me adentre en el terreno de la opinión… aunque admito que esto último me impone mucho respeto… Lo pensaré durante esta semana. Mientras y como siempre, mis mejores deseos para la semana que comienza. Mucho ánimo y hermosas sorpresas.

Un paseo y algo más por las calles de Londres. VI

En esta cita que mantengo semanalmente con los siempre inteligentes lectores que me seguís o que me encontráis por primera vez trato siempre de despertar el interés de cada uno de vosotros por algún aspecto inédito de cada uno de los sitios que vamos visitando, bien se trate del pasado o bien del momento presente. Esa es también mi intención respecto a Southwark y Bankside, los dos barrios londinenses a los que te invito hoy a recorrer en mutua compañía. Bankside es un distrito de Londres, y parte del distrito londinense de Southwark. Bankside está situado en la orilla sur del río Támesis, a 2,4 km. al este de Charing Cross.

Y como siempre recomiendo cuando visitamos un sitio por primera vez buscaremos algunas de las claves de lo que vamos a encontrarnos en estos dos barrios dando un pequeño repaso a su historia.

Bankside-and-Southwark-Bridge

Southwark y Bankside. Algo de historia.

El distrito londinense de Southwark reclama justificadamente ser el distrito más antiguo de Londres: sus rivales más cercanos, Westminster y la City de Londres, tienen la condición de ciudad, no de barrio. Ha sido testigo y ha participado en una amplia variedad de importantes eventos a través de los siglos y ha jugado un papel fundamental no sólo en la historia de Londres sino en la configuración del mismo mundo en el que hoy vivimos.

Excavaciones realizadas han demostrado que hubo un asentamiento romano en Southwark. Los restos de las casas que se han encontrado en cada lado de la calle desde el río hasta las inmediaciones de St. George’s Church, pinturas murales y otras pruebas demuestran que éstas eran viviendas de personas de cierta riqueza. En el período anglosajón Southwark parece haber sido un centro de gobierno local, en Surrey.

El distrito londinense de Southwark fue creada en 1965 mediante la fusión de los barrios metropolitanos de Southwark (creados a su vez mediante la combinación de las antiguas parroquias de Christ Church, St Saviour, St George the Martyr, y St Mary Newington), Bermondsey (que comprendía la parroquias de St Thomas, St John, Horselydown, St Mary Bermondsey y St Mary Rotherhithe) y Camberwell (colindantes con la parroquia de St Giles Camberwell). Camberwell era una parroquia enorme, que abarcaba los distritos de Peckham, Nunhead y Dulwich.

Durante gran parte de su historia Southwark, Bermondsey y Rotherhithe proporcionaron a Londres muchos de los elementos y servicios que todas las ciudades necesitan pero que rara vez admiten. Por ejemplo espectáculos de mala reputación -en el siglo 17 Bankside era la sede de los teatros públicos de Londres y durante siglos antes de que alojara su barrio rojo-. Southwark también fue sede de numerosas prisiones como la Clink, la King’s Bench y la de Marshalsea. El distrito ha sido lugar de acogida de inmigrantes holandeses y flamencos en los siglos XVI y XVII; alemanes e irlandeses en el siglo XIX; y chipriotas, caribeños, surasiáticos y africanos en los últimos años.

Debido a su proximidad a la ciudad de Londres, Southwark siempre ha tenido una relación difícil con sus vecinos más influyentes. A veces, la City se ha resentido por la independencia de Southwark y ha tratado de afirmar su control sobre ésta. Notables intentos ocurrieron en 1550 cuando la ciudad se convirtió en propietaria absoluta de gran parte de la tierra en el norte de Southwark, y al final del siglo XIX, cuando Southwark se convirtió en parte de la City llegando a tener bastante más peso que el London County Council.
El desarrollo del norte de Southwark comenzó a finales del siglo XVIII y se vinculó a la construcción en la ciudad de nuevos puentes sobre el Támesis, y el Turnpike Trusts construyó nuevos caminos para servirse de ellos. Al mismo tiempo el aire y el agua limpia de Camberwell ayudaron a desarrollar el distrito como un suburbio de clase media. Walworth, Peckham, Nunhead y East Dulwich se desarrollaron en el siglo XIX estimulados por la demanda inexorable de Londres de vivienda y de mejoras en el transporte.
Hoy en día en la ciudad se dan grandes contrastes: prosperidad en el sur; bolsas de pobreza en Peckham y Walworth; diversidad étnica en todas partes; parte del centro cultural de Londres sobre su ribera, y en Tate Modern: Jubilee Line stations y Peckham Library, modernos edificios de importancia internacional.

Por otra parte, Bankside es uno de los asentamientos más antiguos de Gran Bretaña, que se remonta a más de 6.000 años. Cuando los romanos fundaron Londinium en la orilla norte del Támesis, se construyó un puente cerca del actual Puente de Londres, y sus alrededores ha sido habitada desde entonces. Los principales entretenimientos que atrajeron a multitudes de Bankside eran los ‘stewhouses’ (prostíbulos), las fosas de pelea de animales y los teatros públicos, a veces todo al mismo tiempo. The Rose, The Swan, The Globe and The Hope fueron los cuatro teatros de Bankside de la época Tudor, y de los primeros incluso de Londres. Algunos de los más grandes escritores y artistas de Inglaterra, incluyendo a William Shakespeare, vivieron y trabajaron aquí.

Lo más destacable de Southwark y Bankside.

Realmente la lista de lugares de uno u otro de los dos barrios en los que existe casi la obligación de visitarlos es interminable por lo que sólo mencionaré alguno de los más interesantes.

• Mejor museo y galería.
Cuming Museum, Walworth Road.
Pequeño pero perfectamente construido, el Museo Cuming es un mundo de rarezas. Siendo de especial interés la colección Lovett. Edward Lovett se pasó muchos momentos de su vida recogiendo amuletos de la suerte por las callejuelas del East End. Publicó sus hallazgos en el libro “Magia en el Londres Moderno” y el Cuming es el mejor lugar para conocer algunos de sus artículos. Mientras estés allí, echa un vistazo a los talleres e increíbles eventos que pueden provocar rubor en muchos de otros mega museos.

The South London Gallery, Peckham Road.
Este edificio victoriano en Peckham Road es uno de los mayores activos de Southwark. No sólo alberga una impresionante colección de arte permanente, sino que también alberga una gran variedad de emocionantes exposiciones gratuitas. La bastante nueva y excelente cafetería junto a la SLG es un incentivo más para visitar.

• Mejor atracción local.
Elephant and Castle Shopping Centre.
Parece que el majestuoso desierto de hormigón del Aylesbury Estate debería de proporcionar un espacio ideal para actuaciones en directo. Sin embargo, esto nunca ha sucedido y en su lugar tenemos el centro comercial Elephant and Castle. Este ha sido anfitrión de una serie de proyectos de arte. Elephant and Castle Shopping Centre es también de interés para los estudiantes de diseño al por menor, ya que conserva muchas de las tiendas originales de los “70” y “80”.

Nunhead Cemetery.
¿Quieres volver a la naturaleza? Por bellEl cementerio de Nunhead es probablemente el más atractivo de los siete grandes cementerios victorianos de Londres.

• Mejor pub.
The Lord Clyde, Borough.
The Lord Clyde es un pub del pub para aficionados a la una cerveza y a un ambiente de edad, tan de moda. Aquí no hay música elegante o comida de gourmet. Pídete un sándwich de jamón y una rebanada de cualquier cosa entre dos panes. Eso es todo lo que podrás conseguir. ¡Y no te quejes! Relájate y disfruta de la sugestiva atmósfera. Eso ya es todo un lujo.

• Mejor iglesia.
Haddon Hall Baptist Church, Tower Bridge Road.
¿Por qué saltar a una catedral medieval cuando puedes saborear el ambiente amable de gimnasio de escuela de la Haddon Hall Baptist Church? Si crees en Dios merece la penar visitar esta iglesia y conocer su historia.

• Mejor atracción para visitantes.
Surrey Docks City Farm.
En Surrey Docks City Farm hay cabras. Y también cerdos, los cuales son dos veces tan grandes como un hombre y al parecer son expertos en escaparse. Por cierto, la señorita Libby Rose hace burlesque en el cobertizo y menea su falda ahí.

• Un secreto bien enterrado.
Crossbones Graveyard, Redcross Way.
Se trata de un cementerio sin consagrar que data del siglo XII, cuando el obispo terrateniente de Winchester concedió a muchas prostitutas en el barrio permiso legal para practicar su oficio. No hace falta decir que no eran libres para ser enterradas en el suelo de la iglesia y sus cuerpos fueron enterrados en Crossbones. Pasaron siglos y el cementerio se convirtió en un lugar de descanso para las brujas y niñatos de hospicio. Se cerró a principios del siglo XIX, ya que “estaba saturado de muertos”. Ahora está a la venta. 15.000 personas están enterradas aquí y quizás deberían obtener el respeto en la muerte que no consiguieron en la vida.

• Mejor pescadero.
Russell, on The Blue market area.
El pescado más sabroso fresco en Bermondsey. Russell pasa todo su tiempo recaudando fondos para causas locales y eventos de la comunidad. Él también posee una buena voz para cantar.

• Mejor restaurante.
Wimpy, Southwark Park Road.
Hay un buen puñado de lugares donde pasar el rato en Southwark pero, ¿en cuál de ellos se sirven grandes batidos rosa, huevos fritos y “Vigo Mortnensons”? Tiene que ser en Wimpy en The Blue, como se ve en la brillante película de Cronenburg “Promesas del este”.

• Mejor cine.
Shortwave, Bermondsey Square.
Por clase y precio y por su volumen increíblemente alto no te puedes perder la experiencia totalmente retro de ir al cine en Peckham Multiplex.

• Mejor estatua.
Alfred Salter and daughter, Cherry Gardens, Bermondsey.
La estatua de Alfred Salter y su única y amada hija Joyce permanece en los jardines de cerezas junto al río. Resulta conmovedor pensar como la hija del Salters -que es descrita como un “rayo de sol” por todos los que la conocieron- murió cuando tenía seis años a causa de la escarlatina, enfermedad que contrajo debido a que Salters vivió y trabajó entre las personas más pobres de Londres. El molde de bronce muestra al médico como un hombre viejo. Los dos ahora de nuevo reunidos en el recuerdo…

Estos serían los “top ten” sitios a visitar en Sowthwark y Bankside pero… no puedo resistir la tentación de terminar esta artículo con la inclusión meramente enumerativa de un puñado de lugares que también se merecen un lugar destacado en este muy personal cuadro de honor. Me despido aquí no sin antes recordarte nuestra próxima cita aquí en breve. ¡Que la vida te sonría!

07. Sowthwark cathedralSowthwark cathedral

Albion’s Sunday Food Market.
Todos los domingos de 9am-5pm Albion celebra un mercado de alimentos frescos en la puerta del restaurante: con panes recién horneados, pasteles y otros productos de la tienda de alimentos.

Bankside Gallery.
Vitrinas de exposiciones por la Royal Watercolour Society y la Royal Society of Painter-Printmakers.

Borough Market.
Mercado de alimentos gourmet más fino de Gran Bretaña, que se encuentra en una posición única en virtud de una red de redes de ferrocarril. Es el ganador de numerosos premios y ha sido votado como el lugar favorito para visitar por los londinenses.

Bread Ahead.
Escuela panadería, Ahead es la sede de artesanos del pan en el corazón de Borough Market.

Contemporary Applied Arts.
Este es un espacio de exposición y tienda de lucimiento y venta única textiles, cerámica, vidrio y otros oficios británicos.

Flat Iron Square.
Flat Iron Square es un hermoso espacio abierto dentro de un área de bosque. Se encuentra en el cruce de Southwark Bridge Road y Union Street.

Golden Hinde.
El Golden Hinde es una réplica históricamente exacta de la nave en la que Sir Francis Drake completó la segunda vez la circunnavegación del mundo entre 1577 y 1580.

Kirkaldy Testing Museum.
Un museo que conserva una única máquina de prueba de materiales de la época victoriana. Cuenta la historia de la familia Kirkaldy que dirigía el negocio desde hace casi 100 años y la más amplia historia de ensayo de materiales.

London Walks.
Dos de las muchas London Walks (visitas guiadas) que te llevarán a través de Bankside a ahondar en su pasado y descubrir su presente.

Menier Gallery.
La Galería Menier ofrece un espacio dramático en el que se puede ver y exhibir obras de arte y diseño.

Millennium Bridge.
Los muelles del puente del Milenio desde una colaboración dinámica entre la ingeniería, el arte y la arquitectura proporcionan una nueva visión del Támesis desde la Tower Bridge. Una estructura de suspensión de poca profundidad, que está diseñada para permitir que los peatones vean sin dificultad hacia arriba y abajo del río. Una tira de acero por día, que por la noche se ilumina para formar una brizna de luz.

Southwark Cathedral.
La hermosa catedral es el edificio gótico más antiguo de Londres. Tiene una historia fascinante y muchas asociaciones literarias.

St George the Martyr.
Conocida cariñosamente como “la Iglesia de la pequeña Dorrit”, St George the Martyr Church tiene fuertes asociaciones con Charles Dickens.

Tate Modern.
El museo más grande del Reino Unido de arte moderno, ubicado en la impresionante Bankside Power Station (central de energía de Bankside).

… y la lista sigue… ad infinitum…

Un paseo y algo más por las calles de Londres. III

Continuamos nuestro recorrido por algunas de las calles y zonas más singulares de Londres. En esta ocasión nos detendremos en Camberwell, barrio situado al sur de Londres, bordeado por East Dulwich, Peckham y Herne Hill y formando parte del London Borough of Southwark.

Orígenes de Camberwell
La historia de Camberwell es la de como una pequeña comunidad agrícola quedó engullida por la gran metrópoli de Londres. Camberwell se convirtió en un refugio de exclusivo estilo georgiano, que atraía a los visitantes debido a su reputación por su aire puro y sus aguas limpias y sanas, así como por sus mejoras en el transporte. La más importante de ellas fue la construcción de nuevos puentes sobre el Támesis para evitar la congestión de London Bridge.

Ya en el siglo XI Camberwell fue una de las zonas más importantes en el desarrollo de Londres. Es mencionada en el libro de Domesday como una propiedad de Haimo, medio hermano del rey Guillermo I. Tenía tierras para la labranza, para cría de vacas y cerdos. Hasta aproximadamente 1800 Camberwell era un pueblo agrícola rodeado de bosques y campos y la mayoría de sus habitantes estaban empleados en la agricultura. Pozos y manantiales minerales abundaban en la zona hasta 1850. A diferencia de Dulwich o Peckham, contaba también con una iglesia, St Giles Church, la cual sigue en pie en el mismo sitio merced a su reconstrucción tras un incendio en 1841. El nombre de la iglesia hace honor a St Giles, Santo Patrón de los lisiados. Y es que uno de los pozos del pueblo tenía fama de tener propiedades curativas y muchos enfermos visitaban éste con la esperanza de una cura.

St Giles Church

El pueblo basó su apariencia en su calle principal, ahora llamada Denmark Hill en honor al príncipe Jorge de Dinamarca, marido de la reina Ana, que tenía una residencia allí. En una tradicional zona verde, que aún hoy persiste, se celebró en 1279 la primera feria de Camberwell.

La vida en Camberwell
Camberwell en los últimos años se ha caracterizado por una suerte dispar. Ha pasado de ser una zona de moda con un buen repertorio de casas de estilo victoriano a convertirse en un área deprimida y asociada con las drogas, para de nuevo transformarse en una zona en auge impulsada por el mercado del arte y la difusión hacia el exterior del incesante crecimiento de riqueza de Londres.

Ciertamente Camberwell posee las señas de identidad de dos mundos muy diferentes: la de la población local y la de la creciente multitud de estudiantes y artistas de moda (centrados en el Camberwell College of Arts y en la cercana South London Gallery). Las encantadoras casas de ladrillo coexisten con extensas fincas municipales que aparecen en las noticias con frecuencia por cualquier razón. Camberwell Green marca el centro de la vida del barrio manifestando por todas partes una combinación de bares que crecen cada vez más según la moda de cada año, antros de pollo frito, tiendas con encanto de delicatessen y la mezcla de las tiendas habituales de la calle principal.

Camberwell Green

Sin duda la vivienda en Camberwell es ligeramente más barata que en Shoreditch y Hackney, muy de moda, y es por lo tanto una buena alternativa para aquellos interesados en las artes florecientes y en la música. Sin embargo, debe tenerse en cuenta que Camberwell no es barata, como tal, y los precios están creciendo constantemente. Un piso de tamaño decente, remodelado en estilo victoriano, y no demasiado lejos del centro de Londres todavía es una opción viable. Y si no te importa vivir en un bloque de las antiguas autoridades locales, los precios son aún más asequibles.

La gente
Hay una fuerte influencia africana y afro-caribeña, mezclada con una presencia greco-chipriota y una fuerte representación de los estudiantes procedentes de Camberwell College of Arts, Kings College de Londres, Goldsmiths College y el Instituto de Psiquiatría. Hay un gran hospital y un hospital psiquiátrico de renombre internacional -el Maudsley– originando una fuerte presencia de la comunidad médica.

Clubs, pubs y entretenimiento
Denmark Hill station es la zona que acoge al bar Phoenix que ofrece un ejemplo original de una vieja escalera de hierro, un reloj de estación, y una gran cantidad de cervezas inglesas. El pub es una demostración de que ésta es un área emergente. Camberwell incluye una serie de bares con encanto, acogedor hogar para una multitud de artistas y bohemios con gusto por la cerveza, el vino y la conversación. El George Canning, a pocos pasos del Phoenix, es un buen ejemplo de esto.

Los bares más afamados del barrio se alinean en Camberwell Church Street, la arteria principal que atraviesa Camberwell hacia Peckham. El bar Cube, la Cueva del Ermitaño y Funky Munky son sólo tres de estos. Al otro lado de la carretera el Club de Jazz opera con una licencia especial desde la cripta de la iglesia de St. Giles los viernes por la noche hasta bien tarde. Sin duda Camberwel empieza a parecerse a Nothing Hill.

Al igual que con los bares y restaurantes, las tiendas de calidad están surgiendo en Camberwell y hay un montón de tiendas de hardware de confianza, de gangas y de alimentos. Una librería independiente con unos buenos títulos (una de Somerfield y Morrison).

No requiere un esfuerzo titánico, todo lo contrario, encontrar locales de comida para llevar. Éstos se encuentran en abundancia y los alimentos habituales de estilo indio y chino también están bien representados. Si tienes oportunidad visita el Denmark Hill Tandoori y la Tasty House como buenos ejemplos de ambos. Indiaaah es también una buena opción para un curry. En cuanto a restaurantes, pocos vienen aquí por la comida de alta calidad, sin embargo, Black Sheep es famosa como pub gastronómico. El restaurante griego Vineyard ha estado haciendo buen negocio durante años y es ideal para cenar con amigos en un ambiente relajado. Hay muchos más para probar.

Otros lugares de interés
Camberwell cuenta con numerosos espacios abiertos, sí, y Camberwell Green es  de hecho el centro de toda la vida en el barrio, pero no es un lugar ideal para pasar el rato, ya que es frecuentado por borrachos y drogadictos. Procura más bien moverte por el agradable Ruskin Park, que está a pocos pasos de Denmark Hill Station. Con sus numerosos bancos el parque es un lugar ideal para conocer gente, especialmente si eres propietario de un perro (aunque esto no es una novedad). También puedes ver Burgess Park y Kennington Park, ambos en el camino de Camberwell hacia el centro de Londres.

. Blue Elephant Theatre, en 59a Bethwin Road. Pequeño pero ambicioso teatro pone en escena un impresionante programa de producciones, exposiciones y eventos de la comunidad mostrando los nuevos trabajos a través de las artes escénicas -teatro físico, la danza, la música y la palabra hablada-.
. House Gallery, 70 Church Street. Con una tienda y una cafetería popular, la gente detrás de la “Casa” está dispuesta a apoyar a artistas emergentes de la zona. También acoge talleres y eventos y hay un club de lectura semanal y noches de micrófono abierto.
. South London Gallery, 65-67 Peckham Road. Esta galería ampliamente aclamada ha celebrado una serie de exposiciones de gran éxito con artistas de renombre como Gilbert & George y Tracey Emin. La galería se centra en el arte contemporáneo y muestra los eventos de arte y cine en vivo.
. Camberwell College of Arts, 45-65 Peckham Road. Galería pública de arte que cuenta con tres exposiciones al año, junto con un programa regular de proyectos de menor escala. Participan los estudiantes y graduados de la universidad, así como los artistas y diseñadores más conocidos.
. Camberwell Free Film Festival. Evento anual que tiene lugar en marzo. Con proyecciones de películas gratuitas en varios lugares alrededor de Camberwell.

Personajes locales
. Robert Browning (1812–1889). Escritor. Browning alcanzó el éxito final de la vida a través de su brillante uso del monólogo dramático en obras como My last duchess, Porphyria’s lover y The ring and the book. Estos fueron un icono literario que influyó en futuras generaciones de escritores.
. John Ruskin (1819–1900). Ruskin escribió sobre temas que van desde la geología a la arquitectura, mitología a la ornitología, la literatura a la educación, y la botánica a la economía política.
. William Henry Pratt (1887-1969). Conocido como Boris Karloff, célebre actor británico mundialmente famoso por sus papeles en películas de terror.

Y además… Una Marson (1905–1965). Muriel Spark (1918–2006). Stella Duffy (nacida en 1963). Martin McDonagh (nacido en 1970).

Puntos positivos
Nuevas y prometedoras artes.
Buenas conexiones de transporte.
Relativamente barato para vivir.
Cerca de varios colegios.

Puntos negativos
Pocos restaurantes muy buenos.
Buenas tiendas, pero puede mejorar.

Espero que algunos de los aspectos mencionados sobre Camberwell, quedan muchos en el tintero, inciten tu interés y sirvan de aliciente para conocerlo mejor bien en una visita física o, por ejemplo, sumergiéndote en las numerosas fuentes de información existentes en internet. Te espero en la próxima visita.

Camberwell Green

Un paseo y algo más por las calles de Londres. I

Siempre he pensado que las calles de una ciudad son un trozo de historia viva y cambiante de la que sus habitantes son los verdaderos protagonistas aunque muchas veces ignotos. Solemos darle a las calles un sentido de utilidad y de existencia obligada pues son los espacios que delimitan nuestras viviendas. Pero pocas veces en nuestra vida cotidiana nos planteamos bucear un poco en la intrahistoria que se esconde en cualquiera de las muchas calles que solemos transitar habitualmente o que tal vez tengamos decidido hacerlo en un futuro. Parto del convencimiento de que todas las calles de este planeta por humildes e insignificantes que sean tienen su relato interesante. Para conocerlo sólo habría que tirar del hilo por ejemplo charlando con alguno de los ocupantes que las habitan en su inmediatez física. Desde este enfoque hoy, y en sucesivos artículos, quiero compartir con vosotros la experiencia de conocer historias interesantes de algunas de las calles más destacadas de Londres. ¿Me acompañas en este paseo?

Lo primera decisión que hay que tomar es cuando y como queremos realizar nuestro recorrido. Es decir, debemos entender que según las circunstancias en que realicemos nuestra visita obtendremos percepciones diferentes. A la hora de disponernos a iniciar esta inmersión callejera debemos saber que el resultado obtenido dependerá absolutamente del planteamiento elegido a priori. Debemos decidir si lo que buscamos es el bullicio diario pletórico de estresados oficinistas, ejecutivos o comerciales intentando desesperadamente hacer el primer contrato del día o, si por el contrario, buscamos encontrarnos con calles que ofrecen un ambiente relajado, creativo, quizás bohemio, donde proliferan los artistas espontáneos: músicos, retratistas, mimos, malabaristas, etc. O tal vez prefiramos encontrar en la tranquilidad y quietud que se manifiesta en las calles cuando éstas están desérticas aquellos rasgos que el stress, el ruido, las prisas o las propias preocupaciones que suelen acompañarnos a todas partes no nos dejan percibir con la intensidad que se merecen hechos o detalles merecedores de toda nuestra atención.

Así que a la hora de adentrarnos en la aventura de descubrir los secretos de cualquier ciudad y de sus calles deberemos decidir si iniciamos nuestra andadura cuando el día comienza y las calles empiezan a cobrar vida con los primeros aromas a café de las cafeterías más madrugadoras o con el sabroso y fresco olor a pan recién horneado proveniente de alguna panadería cercana. En esa hora temprana puede ser un placer descubrir olores, sonidos y matices de color característicos. También, por supuesto la arquitectura y el estilo urbanístico propios de la calle o de la zona, e incluso nuestros ojos estarán en disposición de mirar el cielo y si el día esta soleado ver los reflejos de los primeros rayos del sol en edificios, ventanas o en la calzada quizás mojada… Tantos efectos, colores, formas, tanto por descubrir… Sólo es necesario poner nuestros sentidos a trabajar. No me detendré a hablar del resto de posibilidades. Visitar la calle en pleno ajetreo cotidiano propio de las horas punta. Muy interesante para descubrir cuanta actividad económica o comercial se produce en determinada zona pero no para quedarse con la personalidad propia de la calle ajena a toda esa actividad. Lo mismo o parecido se puede decir de la noche. Sin olvidar la gran diferencia que se produce en el resultado de nuestro itinerario callejero si éste tiene lugar en día laborable o en fin de semana.

Bajo todas estas premisas creo que merece la pena empezar el recorrido recordando los orígenes de la ciudad que pretendemos descubrir a través de sus calles. Londres fue fundada, en la zona que hoy se conoce por la City of London (Ciudad de Londres), por los romanos hace más de 2.000 años con el nombre de Londinium.  Hoy en día la City es el centro neurálgico de la economía británica, y uno de los distritos financieros por excelencia de todo el orbe. Pero en su momento sufrió dos incendios, uno en 1212, y el más importante y que arrasó la zona, el Gran Incendio de 1666. Este incendio se llevó por delante la ciudad medieval de Londres dentro de la vieja muralla construida siglos antes por los romanos y destruyó todo lo que encontró a su paso: casas, iglesias, la Royal Exchange, la antigua Catedral de San Pablo o el Ayuntamiento. Tras este devastador incendio la ciudad se fue reconstruyendo paulatinamente hasta ir adquiriendo el aspecto actual. En la reconstrucción se pretendió dotar a la ciudad de espacios amplios llenos de luminosidad pero no fue completamente posible por la permanencia en pie de las antiguas casas calcinadas cuya estructura se quiso conservar. No obstante, la amarga experiencia sirvió para respetar el criterio de que los nuevos edificios se construirían en piedra en lugar de madera y con la suficiente separación para evitar la rápida propagación del fuego en caso de un nuevo incendio. Como consecuencia de aquel incendio se levantaron edificios simbólicos en La City, como por ejemplo la Catedral de St. Paul y el propio monumento en honor a los daños causados por esta tragedia, The Monument, una gran columna de más de 60 metros de altura culminada por una urna dorada con forma de fuego. Siendo posible ascender a la cima del monumento subiendo a través de una estrecha escalera compuesta por 311 escalones.

Os propongo la seductora calle de Charing Cross como protagonista elegida para la primera de nuestras visitas a algunas de las… streets of London…

Charing Cross
Cualquier londinense sabe que Charing Cross es el nombre dado al espacio abierto en el extremo occidental de la Strand y al sur de la Trafalgar Square. El nombre se deriva probablemente de la mayor parte del antiguo poblado de Charing que tuvo aquí una especie de lugar de parada en tiempos pasados ​​para los viajeros entre las ciudades de Londres y Westminster; aunque algunos escritores han buscado su origen en las palabras “chère reine”, en alusión a la cruz que hizo poner el rey Eduardo I en memoria de su “querida reina” Eleanor. Las crónicas cuentan que fue un matrimonio en el que realmente reinó el amor. El rey llegó a decir en su funeral: “whom living we dearly cherished, and whom dead we cannot cease to love” (a quien en vida tan hondamente quisimos, a quien en su muerte no podemos dejar de amar).

Conviene saber que la cruz original fue desmontada hace varios cientos de años, durante la Guerra Civil Inglesa. Un acto de rebeldía respecto de los valores tradicionales que habían reinado hasta entonces y un símbolo de la instauración de un nuevo orden. En su lugar se colocó una estatua que posteriormente el Parlamento ordenó destruir aunque el encargado de hacerlo simplemente la escondió. Años más tarde, cuando se instaló la Restauración se erigió de nuevo la estatua, y en esta localización se ejecutaron a los rebeldes que habían sacudido el régimen de la monarquía inglesa.

En Charing Cross se encuentra la estación de trenes del mismo nombre, una de las más antiguas y céntricas de Londres. Fue inaugurada el 11 de enero de 1864 creando un edificio con techos con arcadas realizadas en hierro forjado, una técnica que se había puesto de moda desde mediados del siglo XIX y que fue tan común en la arquitectura ferroviaria.

Estación de Charing Cross

Desde el siglo XVIII Charing Cross se ha considerado como centro exacto de Londres. Es por ello que se utiliza como punto de referencia para medir las distancias de Londres a otros sitios de Reino Unido.

Charing Cross street

Estimado lector queda mucho por decir sobre Charing Cross pero debo terminar aquí la referencia a este histórico lugar para darnos el pequeño respiro necesario que nos permita visitar, observar y disfrutar con espíritu renovado de otros sitios tan interesantes al menos y que seguro que nos sorprenderán. Y mientras llega ese momento os planteo una pregunta… ¿Qué tipo de historias interesantes y seguramente desconocidas albergará la calle donde transcurre habitualmente tu vida? ¿Te lo imaginas?

 Charing Cross street