Algunos londinenses no saben…

Trataba mi anterior artículo de un puñado de cosas que no estaría de más saber si uno visita Londres y no quiere enseñar el paño innecesariamente por desconocimiento supino de aspectos básicos de la cultura y sociedad londinense. Creo que va de suyo conocer siquiera superficialmente los hitos o particularidades más relevantes del país que vamos a visitar sin dar oportunidad a que nadie nos abra los ojos o nos saque los colores haciendo aflorar nuestra ignorancia o al menos nuestra dejadez.

La historia de Inglaterra y por ende de Londres es tan rica y su cultura y costumbres tan peculiar e influyente a nivel mundial que creo que merece la pena dedicar unas nuevas líneas, a través del presente artículo, destinadas a hacer un acopio importante de conocimientos imprescindibles de la historia, la cultura y la sociedad londinense.

Presume de tus conocimientos.

  • Durante casi un siglo Londres fue la ciudad más densamente poblada de la Tierra hasta que fue superada por Tokio en 1925.
  • Clérigos victorianos se opusieron a la construcción del metro de Londres alegando que el ruido de los trenes “perturbaría al diablo”.
  • Hitler tenía un plan para desmantelar la columna de Nelson y reubicarla en Berlín.
  • El nombre de Covent Garden procede de un error de ortografía. Originalmente, el terreno donde se sitúa Covent Garden era conocido como el Jardín del Convento, una tierra de cultivo donde se cosechaban verduras con el fin de dar de comer a los monjes del cercano Convento de San Pedro.
  • La parte superior del puente de la torre era originalmente una pasarela que fue cerrada en 1910 ya que se había convertido en una guarida de prostitutas.
  • Hay una ciudadela intensa bajo las calles de Whitehall. Una entrada es a través de un hueco de ascensor en la central telefónica en la corte del Graig, cerca de Trafalgar Square.
  • La primera propuesta de diseño de Sir Christopher Wren para la Catedral de San Pablo fue una piña de piedra de 60 pies en lo alto de la cúpula.
  • Soho es el nombre de un grito de caza medieval. Hasta finales del siglo XVII, la zona era campo abierto.
  • La última persona ejecutada en la Torre de Londres fue Josef Jakobs, un agente de la inteligencia alemana. Él fue fusilado en 1941.
  • Testigos presenciales afirmaron que había casas que se hundían en el suelo mientras el Támesis lanzaba peces al aire.
  • En 1952 la polución en Londres fue tan extrema durante una representación de teatro en el Sadler’s Wells (London’s Dance House) que éste tuvo que ser abandonado cuando el smog penetró en el auditorio.
  • En excavaciones realizadas en Londres se han encontrado restos óseos de: un cocodrilo en Islington, un hipopótamo en la Trafalgar Square, un lobo en Cheapside, y un mamut en la King’s Cross.
  • Heathrow Airport se llama así porque la tierra en la que se construyó fue una vez una somnolienta aldea rural llamada Heath Row.
  • Las escenas deterribles batallas en la película de Stanley Kubrick sobre Vietnam titulada: “Full Metal Jacket” fueron filmadas en Beckton Gas Works. BGW, en la orilla norte del río Támesis en East Ham, suministró a los londinenses “gas ciudad” obtenido a partir de carbón. Cuando se abrió era la fábrica más grande de gas en Europa. Tras el descubrimiento de gas natural en el Mar del Norte, la producción de gas se detuvo y parte del sitio fue reconstruido. Los restos de los embarcaderos de carbón y algunos de los gasómetros aún se pueden ver.
  • A principios de la década de 1950 cualquiera podía hacerse con el primer ministro Winston Churchill.
  • En el cruce de Marble Arch y de Edgware Road hay una placa conmemorativa del Tyburn Tree, el sitio donde se produjeron una 50.000 ejecuciones a largo de los siglos.
  • En 1995 una bandada de estorninos se posó en la aguja de los minutos del Big Ben y retrasó la hora en cinco minutos.
  • Durante siglos la palabra “cockney” (londinense) fue considerada un insulto (barriobajero).
  • Sólo 6 personas murieron en el Gran incendio de Londres. El fuego comenzó justo después de la medianoche del domingo 2 de septiembrede 1666, en la casa del panadero Thomas Farynor, en Pudding Lane, ubicada en el centro de un área superpoblada del viejo Londres y duró hasta el miércoles 5 de septiembre. El incendio se propagó rápidamente y mantuvo durante varios días el caos en la ciudad. Afectó a 87 parroquias, 13.200 casas y 80.000 personas.
  • La próxima vez que uses la Sloane Square Station mira el túnel que pasa por encima de tu cabeza. Lleva el Westbourne, uno de los ríos perdidos de Londres.
  • Otro río perdido, el Tyburn, circula directamente por debajo del Buckingham Palace.
  • El puente Waterloo fue construido mayoritariamente por mujeres.
  • Desorientado e incapaz de encontrar una salida, en cierta ocasión un jubilado se quedó atascado dando vueltas en la M25 durante 48 horas.

Y por ahora aquí termino esta interminable relación de increíbles anécdotas, todas ciertas, y de hechos acontecido en Londres desde hace siglos hasta fechas recientes. Ojalá os haya sido útil para ahondar más en el conocimiento de una ciudad que, con sus pegas, que también las tiene y de las que ya hablaremos otro día, es realmente una referencia mundial en tantos y tantos aspectos y que sin duda merece la pena conocer y visitar. Quizás nos veamos un día allí e intercambiemos impresiones y sensaciones sobre Londres. Os deseo un maravilloso verano y una gran dosis de estoicismo para superar la veleidad e intransigencia de estas reiteradas, persistentes y atosigantes oleadas de calor. ¡Ánimo!

Una escapada a Londres

Hace tiempo que mi esposa y yo le estamos dando vueltas a la idea de realizar una pequeña escapada a Londres aprovechando esas fechas especiales en las que las compañías low cost ofrecen precios de risa. La verdad es que la situación está tan movida en este país que uno no sabe si convertir la escapada en definitiva y no volver hasta que se acabe la función o bien hacer un viaje relámpago y volver cuanto antes a la tierra que me vio nacer para no perderme ripio. Yo, que aún conservo la ración de optimismo con que nací, me inclino de momento por esta última opción. Así que junto con mi compañera de fatigas y alegrías estamos rumiando la idea de hacer un viaje light a la city de sólo 48 h. Para ello nos hemos puesto a discutir, de manera civilizada, sobre cuál sería la mejor hoja de ruta para lograr que pese a su brevedad el viajecito nos deje un agradable sabor de boca. Vamos que nos quedemos con ganas de volver. Y puestos a ello llegamos democráticamente a la conclusión de que forzando la máquina podríamos hacer un tour tal que éste.

Museo del Crimen
El Museo del Crimen de Scotland Yard, conocido durante un tiempo como el Museo Negro (Black Museum), es un lugar en el que es posible conocer la historia de algunos de los asesinos y delincuentes más famosos de Gran Bretaña y del mundo. Armas, pistas, las sogas con las que se condenó a los culpables… e incluso todo tipo de recuerdos del famoso Jack el Destripador.  Ubicado en el mismo edificio de las nuevas instalaciones de la policía británica en la ciudad, no se encuentra abierto al público. Para conseguir visitarlo hay que dirigir una solicitud al propio Scotland Yard. No es fácil, ya que la mayoría de las invitaciones van destinadas a estudiantes de criminología, forenses y personal relacionado con la policía. De momento, todos los que han visitado este singular museo han coincido en algo, en que la mayoría de los objetos que se exponen son realmente espeluznantes.

Neal’s Yard, donde el color es protagonista
En la zona de Covent Garden, existe un rincón que es sin duda singular: Neal’s Yard, un callejón con casas pintadas de colores y aspecto bohemio. Realmente merece la pena hacer una parada y quedarse a tomar algo en alguna de las pequeñas mesas que los bares y restaurantes de la zona sacan a la calle. Metido en pleno Covent Garden, es una especie de oasis para el turista. Es un callejón muy colorido que tiene dentro algún que otro restaurante vegetariano, peluquerías, una tienda de aceites y olores… Un lugar del que nunca te arrepentirás de haber visitado.

Neal’s Yard

Carnavales de Notting Hill
¿Sabías que en Londres se celebra el segundo Carnaval más grande del mundo? Este carnaval cobra vida en el último fin de semana de agosto. Es el Carnaval de Notting Hill, un pintoresco barrio que se hizo mundialmente conocido gracias a la película del mismo nombre. Pero, además de haber sido ‘set’ de rodaje de Julia Roberts y Hugh Grant, alberga un gran desfile de disfraces al más puro estilo brasileño. El oeste de Londres se llena de los típicos grupos de percusión con sus instrumentos de metal, música Calipso y apetitosos puestos de comida. El lunes (festivo en el Reino Unido) se celebra el desfile principal. Por la tarde-noche, las carrozas dejan las calles en fila y la gente sigue festejando en las numerosas after-parties del Carnaval de Notting Hill.

El ‘Little Big Ben’
Casi todo el mundo conoce de la existencia del Big Ben, esa gran torre con reloj junto a las Casas del Parlamento londinense. Lo que muchas personas ignoran es que también existe un ‘Little Ben’, una versión más pequeña que puede verse en la intersección de Vauxhall Bridge Road y Victoria Street. El mercado que ponen en la plaza del reloj está muy bien, puedes encontrar un sin fin de especias.

Hyde Park
Sin duda uno de los espacios verdes más emblemáticos de la ciudad es Hyde Park, pero además esconde curiosidades como el Speaker’s Corner, una zona del parque a la que la gente acude a hablar ante el público. Allí, cualquiera, ´subido a un cajón´ puede elevar la voz y comenzar un discurso ante la audiencia presente, que podrá debatir o no las palabras del orador. La mayoría de los oradores del Speaker’s Corner son desconocidos, aunque también ha contado con invitados ilustres como Karl Marx o George Orwell. El londinense Hyde Park es uno de los mejores parques urbanos del planeta. Con una superficie de 142 hectáreas y más de 4.000 árboles, un gran lago, una pradera y ornamentales jardines salpicados con flores, es muy probable que te olvides de que estás en el centro de Londres.

Estación King’s Cross
En los libros de Harry Potter, la estación de King’s Cross es el punto de partida del Expreso de Hoghwarts, el tren que lleva a la escuela de magos. Evocando la obra de J. K. Rowling, se ha instalado una placa en la estación que señala el andén 9 3/4, el indicado para tomar este tren ficticio. Además, como para atravesar este andén es en teoría necesario atravesar una pared se ha instalado un carrito portaequipajes que parece estar incrustado en los ladrillos. Interesante.

La Pequeña Venecia
Llamada así por el poeta Robert Browning, quien vivió muchos años en este lugar en el siglo XVII. Es una zona de canales que se sitúa en el barrio de Paddington, al noroeste, en el distrito de Maida Vale (una de las áreas residenciales más selectas de Londres), Little Venice ofrece un maravilloso entorno natural, gracias a los canales que la caracterizan. Los canales convierten la zona en un pintoresco lugar en el que dar un paseo sin salir de la ciudad. Numerosos barcos están atracados a sus orillas, y algunos incluso son auténticas cafeterías flotantes en los que degustar un ‘five o’clock tea’.

Cementerio de Highgate
No es algo a lo que estemos demasiado acostumbrados, pero los londinenses ven como algo normal el ir a pasear a los cementerios. Y no es de extrañar, con algunos tan espectaculares como el de Highgate, en el que están enterrados personajes ilustres como Marx o Charles Dickens. El cementerio de Highgate tiene alguna de la mejor arquitectura funeraria en el país. Es un lugar de paz y contemplación, donde se da una profusión romántica de árboles, monumentos y una florida vida silvestre.

Un edificio sorprendente
En la zona de South Kensington hay un edificio que, visto de frente, no llama la atención. Sin embargo, si lo miras por uno de sus lados, te encontrarás con una sorprendente realidad: no tiene más de un metro de fondo. ¿El motivo? El edificio debe ser así de estrecho para dejar lugar a las vías del tren de la estación de South Kensington, justo detrás de él. ¡Pura lógica! En el mismo distrito se encuentra uno de los edificios más interesantes de South Kensington, el Royal Albert Hall, un magnífico edificio dedicado a las Artes y las Ciencias de Londres que fue inaugurado el 29 de marzo de 1871 con una capacidad para 8.000 espectadores y cuya financiación se cubrió en parte con el alquiler de asientos por un periodo de 999 años. El teatro fue construido por orden de la Reina Victoria de Inglaterra para honrar el fallecimiento de su marido Alberto.

Building in South Kensington

Tower Bridge
Paseando por debajo del puente Tower Bridge, descubrirás un lugar señalizado como ‘Dead Man’s Hole’. Se trata de un pasadizo algo tenebroso en el que la policía londinense recogía los cadáveres que aparecían en el río Támesis. Era, por tanto, una morgue improvisada en la que los cuerpos esperaban a ser identificados (o no) y posteriormente enterrados. La construcción del Tower Bridge tomó 8 años de trabajos, quedando inaugurado oficialmente en 1894.
Y bien, este es el periplo planeado. Un poco apretado, lo reconozco, pero en esta vida hay que ponerse metas. ¿No? A todo esto… estoy pensando que no voy a esperar a la oportunidad de encontrar un vuelo barato para disfrutar de estas maravillas. Este mismo fin de semana my wife and me cogemos el primer avión con destino a Londres… y, ¿quién sabe?, probablemente sin cerrar la fecha de vuelta. ¿Y tú…? ¿Te animarías?