Haciendo amigos en Londres

Hasta ahora en este blog hemos venido dando un repaso a sitios y eventos singulares y destacados de Londres que desde mi punto de vista visitarlos o conocerlos nos aportaría disfrutar de momentos agradables y de paso enriquecer nuestro conocimiento en general. Hasta nos hemos dado un paseo por el “más allá”, no por mucho tiempo porque, la verdad, en el más acá se está más a gusto.

Y para estar todavía más a gusto, qué mejor que ir a la ciudad en la que se conduce por la derecha y se ignora secularmente el sistema métrico decimal (en general) que establecer lazos y conseguir amistades con los locales, lo cual no sólo nos aportará una visión cercana y actual de aquello que estemos visitando y conociendo sino que probablemente se nos transmitirá mucha información de primera mano sobre aspectos que ni siquiera nos habríamos planteado o que quizás nunca hubiéramos descubierto por nosotros mismos. Por lo tanto hoy vamos a hablar de seres humanos, de gente y personas como tú y como yo que nos planteamos estar en Londres una temporada y queremos cultivar amistad con algún lugareño. De conseguirlo nuestra estancia en Londres no sólo será más agradable y enriquecedora sino que podremos mantener prolongadamente los buenos recuerdos y la evolución en el tiempo de todo lo relacionado con aquellos lugares y eventos que hayamos visitado a través del contacto permanente por medio del uso de redes sociales, Skype, etc. con las amistades generadas. Por ello y para obtener el máximo rendimiento de nuestra visita a Londres, una vez tenemos ya la hoja de ruta elegida, me permito sugerirte hoy unas cuantas recomendaciones para hacerte con amigos sin pérdida de tiempo. Sin ningún orden jerárquico, eso lo dejo en tus manos, estas son mis sugerencias:
13. East LondonEste de Londres

Museo, teatro, arte en general
¿Te fascina el Antiguo Egipto, el arte…? Sean cuales sean tus preferencias culturales, Londres está lleno de museos y teatros que acogen eventos especiales para los socios. Las presentaciones especiales nocturnas, a veces con descuentos en el precio, proporcionarán una buena forma de conocer a amantes del teatro, amantes de la historia o buenos aficionados al arte.

Inscríbete en clases nocturnas
Dependiendo de la duración de tu visita, un mes sería suficiente, puedes inscribirte en clases a tiempo parcial o en cursos intensivos. Estos son una gran manera de aprender nuevas habilidades y conocer gente con intereses similares. Si siempre has tenido el deseo de aprender un nuevo idioma, mejorar tus habilidades de dibujo o ponerte en forma, ahora tienes una buena razón para dar el paso y realizar tus aspiraciones. Es fácil encontrar clases de bajo costo sin que interfiera demasiado en tu trabajo o vida social.

Una de las mejores ventajas de las clases es que recrean un ambiente con el que todo el mundo está familiarizado: la escuela. Recuerda lo fácil que era conocer gente en la escuela. Las clases de adultos no tienen por que ser diferentes. Tú estás viendo a las mismas personas cada semana y se les puede llegar a conocer a lo largo del tiempo. Este tipo de situación es perfecta para las personas más introvertidas. No tienes ninguna presión para ser amigo de nadie, pero al mismo tiempo, tienes la oportunidad de conocer a personas con objetivos e intereses similares.

Inicia una conversación
La mejor manera de comenzar una conversación es simplemente presentarse y preguntar por el nombre de tu interlocutor. Sigue con una pregunta, por ejemplo, ¿con quién estás aquí? y, ¿cómo os conocisteis? El truco está en conseguir comenzar una conversación sin darse cuenta, la gente estará feliz de hablar de sí mismos -tu trabajo es escuchar y encontrar un terreno común, por ejemplo, ¿tocas la guitarra? Yo también. Recuerda que la experiencia y conocimiento sobre algo concreto y común hará que la conversación sea más interesante, hablar sobre temas de actualidad, cualquier actividad en la que participan en, o cualquier cosa que hayas visto, leído o disfrutado.

Usa tus aficiones y hobbies para conocer gente nueva
Cuando te acabas de mudar a una nueva ciudad, conocer gente nueva puede ser un desafío. Aunque en Londres viven millones de personas puede ser muy difícil conseguir compañeros urbanitas. Encontrar un grupo de personas que comparte un interés o preocupación común es una estupenda forma de comenzar.

Escoge sabiamente
Tú no tienes que ser amigo de todos, sé selectivo -esto hará que tus amigos sean de calidad-. No se trata de la cantidad de amigos que tiene, sino de lo buenos que son.
Una vez tengas un par de amigos será más fácil seguir adelante y conseguir otros. Siempre hay que dar a la gente el beneficio de la duda, pero a veces puedes comprobar que una amistad se convierte en poco “saludable”; y podrías llegar a necesitar en adelante controlar más y ser más crítico para no exponerte innecesariamente a nuevos peligros.

Juntarse
Cuando acabas de conocer a alguien y realmente deseas seguir adelante, asegúrate de organizar una cita lo antes posible, no puedes perder la oportunidad de consolidar la amistad, especialmente si sientes que puedes no encontrarte con la persona de nuevo. En primer lugar, ofrece tus datos de contacto, pregúntale si quiere reunirse contigo en algún momento para tomar café o almorzar. No te preocupes si no te ofrece sus propios datos; si le has dado tus datos y tiene interés tarde o temprano se pondrá en contacto contigo.

Si ya has descubierto que tenéis intereses en común, pregúntale más sobre él; pregúntale si pertenece a algún grupo, en caso afirmativo, cuándo y dónde acude a éste y muestra tu interés en dicho grupo y las condiciones para integrarse en él. Si eres tú quien pertenece al grupo invítale tú a su incorporación al mismo.

Sé un buen amigo
Una vez que tengas un par de amigos, recuerda que debes serlo para todo. Recuerda los cumpleaños, estar “ahí” para cuando te necesitan. Recuerda que tienes que esforzarte en mantener y cultivar la amistad. Ser un buen amigo significa que estás ahí para los momentos buenos y los malos, ciertos sacrificios serán necesarios.

Aprende a callar y escuchar; no te dejes llevar por tus intereses y egocentrismo escuchándote a ti mismo, al contrario, no dejes de asentir cuando tu amigo esté hablando, escucha con atención lo que tu amigo tiene que decir y trata de ayudarlo. Las pequeñas cosas no tienen precio.

Aprende a entretener
Si has conocido a algunas personas de tu confianza, ¿por qué no invitarlos a tu casa para pasar el rato? Dales una razón para ir a tu casa y haz todo lo posible para hacer nuevos amigos en tu casa. Podrías mostrar tus habilidades culinarias en una cena, no sería mi caso, o más informalmente, podrías tomar unas copas y charlar. Si tienes unos juegos de consola podrías desafiar a tus amigos. Ser un buen anfitrión significa asegurarse de que tus invitados se sienten cómodos. Como alternativa, puedes organizar eventos o salidas nocturnas. A tu amigo le encantara el hecho de que hayas tomado la iniciativa y ello hará que tu círculo de amistad crezca sin cesar (no olvides ser selectivo).

Haz cumplidos
Esta es una manera muy fácil de iniciar una conversación si no surge ninguna base común para empezar. Recuerda que el cumplido debe ser genuino y discreto. Sé comedido con tus elogios, y sigue a cada uno de tus elogios con una pregunta. Esta es una buena manera de encontrar un terreno común y de iniciar una conversación. Gestos agradables serán recordados -si has pasado mucho tiempo hablando con alguien, por ejemplo, ¿por qué no ofrecerles una bebida? Pero ten cuidado, no trates de comprar la amistad, lo echarías todo a perder-.

Habla con la gente
Conocer gente nueva y hacer amigos en Londres requiere un poco de esfuerzo; tú podrías estar rodeado de gente en el trabajo, la universidad, en un club o en un grupo y en tu vecindario, pero no hacer amigos nunca si no hablas con nadie.

Habla con todo el mundo, en todas partes; habla a la persona siguiente en la cola, al dependiente de la tienda, al barman, a la persona se sienta junto a ti, con cualquiera que entre en contacto contigo, habla con la gente en el trabajo, la universidad, en un bar. Habla con la gente en todas partes.

Use un lenguaje corporal positivo
Se puede decir mucho sobre una persona a través de su lenguaje corporal. Es importante ser consciente de la imagen que transmites, ésta a menudo habla más que mil palabras. Mantén tu lenguaje corporal abierto y relajado; los brazos cruzados actúan como una barrera y los puños apretados pueden hacerte aparentar enojado, mantén los brazos sueltos y a su lado. Recuerda que debes mantener el contacto visual -mirando a otro lado o hacia abajo puedes enviar señales negativas para la persona que está hablando-. Y recuerde sonreír, es absurdo hacerlo con una enorme sonrisa cursi, pero una sonrisa ocasional y relajada dice de ti que eres una persona amistosa antes incluso de que pronuncies una sola palabra. Y, por último, relájate -la tensión y el nerviosismo son evidentes y poco atractivos-.

Utiliza la web como una herramienta para encontrar nuevos amigos
Al ser nuevo en Londres, Internet es un gran lugar para empezar a buscar nuevos amigos. ¡Tienes que ser cauteloso, aunque, estoy seguro de que lo sabes, no todo el mundo es inocente. Lleva cuidado. Internet puede ser una gran herramienta para conseguir potenciales nuevos amigos en Londres. Asegúrate de evaluar a la persona, no pierdas el tiempo charlando con la gente fuera de Londres y asegúrate de que las reuniones se hacen en público. Procura participar en los numerosos eventos de diversión para maximizar tu potencial de hacer amigos.

Ve a donde los nuevos amigos potenciales estarán
Es más que probable que no encuentres nuevos amigos en Londres sentado en casa viendo la televisión. Aunque sea la BBC… La manera más eficaz para maximizar la cantidad de personas que puedes conocer es unirte a un grupo de personas con un interés común, tal como un grupo de arte, un grupo de lectura, un grupo religioso o de una sociedad o club en particular.

Si tu carácter es más deportivo, una gran manera de conocer al instante una gran cantidad de personas con intereses similares es unirte a un equipo / grupo deportivo, no te preocupes si estás un poco oxidado, ni más ni menos ese es mi caso, y aquí estoy. No todos los equipos son tan competitivos, todo lo que necesitas realmente es divertirte y apoyar a los miembros de tu equipo / grupo.

Otra oportunidad para conocer nuevos amigos en Londres es el voluntariado, que puede ser un pasatiempo muy gratificante. Una búsqueda rápida en la web muestra que hay muchas oportunidades para ser voluntario en Londres.

Chinatown

Después de todos estos consejos totalmente desinteresados espero que si algún día visitas Londres los tengas en cuenta. Por cierto, ahora que no me “lee ni me oye nadie”, si entablas amistad con algún lugareño, y sin que sirva de precedente, habla bien de tu país. Sí ya sé que tiene muchos fallos, algunos centenarios, y otros demasiado a la vista, ahora más que nunca, pero, ¿te crees que el resto de países son diferentes? ¿Crees que ellos no nos envidian en muchos aspectos? No dudes que en muchas cosas les podemos dar sopas con honda. Si quieres lo hablamos otro día. Pero, en todo caso, no olvides que cuando hablas mal de tu país… estás hablando mal de ti mismo y de los tuyos.

Que te sea leve. Nos vemos, aquí, pronto.

13. London

Vista de Londres

Historias incorpóreas de Londres

Leyendo el titular de este artículo a más de uno se le habrá ocurrido establecer una relación entre éste y las buenas intenciones y etéreas promesas de tantos y tantos políticos, no sólo los londinenses. Pero, no, tampoco en esta ocasión voy a entrar en el tema tan manido y aburrido de la política. Además, ¿qué puedo aportar yo que no sepa cualquier mortal que no viva en un guindo? No, mi intención en este artículo es hablar de un tema mucho más serio: de fantasmas y casas encantadas en Londres. Fantasmas aristocráticos y de alta alcurnia, nada que ver con esos pelagatos de carne y hueso que nos vamos encontrando de vez en cuando a lo largo de nuestra vida. Y para hablar de fantasmas con propiedad qué mejor que indagar en las historias y leyendas que desde hace siglos están presentes en el acervo popular londinense.

Un fantasma sin cabeza en las profundidades del lago.
Comencemos nuestro paseo por uno de los lugares más frecuentados de West End de Londres, área urbana de Londres incluida en la ciudad de Westminster (uno de los 32 distritos de Londres), y parcialmente en el London Borough of Camden. Nos dirigimos a Royal Park, donde nos deslizamos sobre un pequeño puente que cruza las aguas oscuras de un lago espeluznante. El lago embrujado en St James’s Park. Nos llevaremos una sorpresa cuando el guía nos informe de que se trata de un lago. A partir de ese momento seguramente no le quitaremos ojo a sus aguas negras, no sea que el temido fantasma sin cabeza decida elevarse repentinamente de sus profundidades heladas y tengamos que salir corriendo del parque, tal como ha venido sucediendo desde hace doscientos años.

Es conocido que una mujer sin cabeza se ve a veces en esos lares. Ella se levanta lentamente de las oscuras y onduladas aguas y comienza a desplazarse lentamente a través de la superficie del lago. Llega a tierra firme y entonces… inicia una frenética carrera, agitando los brazos violentamente sobre ella. Los espectadores presentes quedan petrificados mientras contemplan anonadados como la figura sin cabeza se precipita hacia los arbustos y desaparece repentinamente. Se piensa que este desnortado fantasma fue en vida la esposa de un sargento de la guardia que la asesinó en la década de 1780. Después de haber cortado su cabeza, la enterró en un lugar secreto antes de arrojar su cuerpo al lago, que por aquel entonces era poco más que una extensión de terreno pantanoso. Desde ese día fatídico el personaje no ceja su búsqueda en vano para encontrar para la cabeza que le falta.

En todo caso, si visitas el lugar y el fantasma sin cabeza, faltando a la costumbre, no tuviera a bien hacer acto de presencia no caigas en el desánimo pues St James´s Park está rodeado de tres palacios reales: el Palacio de Westminster, conocido hoy como Las Casas del Parlamento, el Palacio de St James, de estilo Tudor y el Palacio de Buckingham, actual residencia de la monarquía británica desde 1837, y seguramente la mera contemplación de estos tres palacios te parecerá una magnífica alternativa.

12. Fantasmas en Londres 1

Una extraña presencia en Clarence House.
Mira a través de las puertas de la casa. Construida en 1825 por el Duque de Clarence, quien luego se convertiría en el Rey Guillermo IV, Clarence House es hoy la casa londinense del Príncipe Carlos y de su esposa Camila. Durante la Segunda Guerra Mundial, el edificio albergaba las oficinas del Departamento de Relaciones Exteriores de la Cruz Roja Británica.
En su libro “Casas Reales EncantadasJoan Forman habla de una empleada, Sonia Marsh, que estaba trabajando sola en el vasto edificio un sábado por la tarde cuando tuvo la incómoda sensación de que alguien la estaba mirando. En medio de la oscuridad, vio una masa de color grisáceo llena de humo, de forma triangular que venía hacia ella en un movimiento de bamboleo. Petrificada, se levantó de un salto, cogió su abrigo y salió corriendo del edificio en una tarde fría y sombría de octubre. Cuando el lunes por la mañana, le contó a un colega de su experiencia, la mujer comentó: “Era probablemente el viejo Duque de Connaught, Arthur, tercer hijo de la Reina Victoria, vivió en Clarence House a partir de 1900 hasta su muerte en 1942. Al parecer, sin embargo, su fantasma vaga por los pasillos y habitaciones de su casa de Londres aún varios años después.

El siniestro árbol de la muerte en Green Park.
Aunque es bien sabido que un siniestro “árbol de la muerte” brota desde el césped sagrado de Green Park -todos los libros de fantasmas de los últimos cien años lo han mencionado- nadie sabe a ciencia cierta exactamente de qué árbol se trata. Claro, que hay quienes se apuntan a un árbol en particular, y aseguran en voz baja y sombríos que ese es el árbol en cuyas ramas los pájaros nunca cantan.

12. Fantasmas en Londres 3

El fantasma de Ana Bolena.
Ana Bolena fue la segunda esposa de Enrique VIII, un matrimonio que duró muy poco; pues el rey la acusó injustamente de adulterio, incesto y traición; la encarceló en la Torre de Londres y la ejecutó por decapitación el 19 de mayo de 1536.

El fantasma de la reina Ana Bolena es todo un fenómeno único en el mundo de lo paranormal. A diferencia de la mayoría de fantasmas que se manifiestan en una determinada localidad, se dice que el fantasma de la reina Ana Bolena aparece en un número de diferentes ubicaciones en todo el Reino Unido. Su espíritu parece haber dejado una huella permanente en el tejido de su entorno, siendo debido tal vez a la huella de su vida y de su muerte traumática que su fantasma aún persista más de 500 años después de su ejecución.

Muchas personas afirman haber visto la aparición en el Castillo de Hever, Blickling Hall, la iglesia Salle, Marwell Hall y la Torre de Londres; todos ellos lugares importantes en la vida de la antigua reina. En algunas versiones, su fantasma aparece jovial y hermoso como ella fue en vida; mientras que en otras, se dice que aparece como una espeluznante figura decapitada que carga su propia cabeza bajo el brazo. Incluso, algunos testigos dicen que la mujer espectral recorre los pasillos de los viejos castillos gritando despavorida.

La relación de misterios, fantasmas y apariciones presentes desde hace siglos en el devenir diario de la metrópoli inglesa y toda su casuística daría para iniciar una nueva saga pero otros temas merecen también ocupar este espacio. Ana Bolena pone pues punto final a esta breve relación de fantasmas y demás material paranormal o puro marketing turístico quizás. Ya se sabe: en España tenemos el sol, el flamenco, los toros y el jamón de Jabugo… pero en Inglaterra, ¡ay en Inglaterra!, ésta está infestada de fantasmas, de numerosos fantasmas, ¡y casi todos sin cabeza! ¿La tendrían en vida?

Finalmente, me pregunto porque nuestros Reyes Católicos, Rodrigo Díaz de Vivar, Don Pelayo, etc., no están por la labor de exhibir de vez en cuando, al menos una vez al año pienso yo, sus incorpóreos cuerpos por algunos de nuestros numerosos y envidiables castillos y museos que jalonan todo el territorio español. Darían mucho juego y su labor engrandecería nuestro turismo minimizando su efecto estacional y de tinte tantas veces friki o cutre. Por cierto, ¿verdad que Doña Juana la Loca o, mejor aún, Don Francisco Gómez de Quevedo Villegas, darían mucho más juego que los anteriores? La verdad, habrá que ponerse manos a la obra. Sí los ingleses tienen sus fantasmas aristocráticos y un poco pesados ¿por qué nosotros vamos a ser menos? A ver si los políticos atienden esta sugerencia. Pero conste en acta que si esta idea aparece negro sobre blanco en algún programa electoral de algún partido político en próximas elecciones… el padre de la idea es el que esto suscribe. 😉

Que la vida te sonría. Ah… y mucho cuidado con los fantasmas.